Prueba sin palabras: Una sorprendente propiedad de las hipérbolas

Para cada miembro de la familia de hipérbolas con el mismo par de vértices, cada círculo tangente a ambas ramas intersecta a cada una de las asíntotas formando dos cuerdas de longitud constante, independientemente de la ubicación del círculo y el ángulo entre las asíntotas. Esta longitud constante es precisamente la distancia entre los vértices.



Referencias

T. M. Apostol y M. A. Mnatsakanian, Proof without words: surprising property of hyperbolas, Math. Mag. 79 (2006), 339.

Comentarios

Otras entradas

Una historia de la Teoría de Conjuntos

¿Para qué ya NO sirven los logaritmos?

La función de las palomitas (Thomae)